La crueldad de la caridad

Seguro has visto en la tele, revistas, carteles que hay que donar un kilo de ayuda, redondear tus centavos o apadrinar a un aborto fallido para que coma o estudie un niño pobre.

Los niños pobres suelen morir de formas más o menos crueles antes de alcanzar la edad reproductiva.

La hermana de un compañero de la primaria murió cuando su recámara de adobe se reblandeció y se le derrumbó encima. Otros niños mueren por complicaciones asociadas con la desnutrición, de diarrea, por accidentes por andar solos en la calle, adicciones e incluso asesinados por asuntos relacionados por las drogas.

Todo esto es muy cruel, sin embargo me parece más cruel que estos niños crezcan hasta llegar a la edad reproductiva y engendren niños igual de miserables para que sufran. La selección natural existe precisamente para evitar estas mamadas. Para que estos miserables se extingan y termine pronto su sufrimiento. Sin embargo el hombre ha metido sus patas en este proceso para prolongar hasta el infinito el sufrimiento de estas familias.

Supongo que Darwin no sería muy caritativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s