Eufemismos

Un eufemismo es una forma amable de decir algo que de otro modo resultaría desagradable o molesto para los demás. A continuación unos ejemplos.

-Este es mi bebé
-Está chistoso

Cuando un bebé es feo no podemos decir a los orgullosos padres “¡santa madre de Dios, pero qué horrendo bebé! ¿Lo pariste o lo defecaste?”. Algunos tampoco somos buenos para mentir, por lo que no podemos alabar la “belleza” de su aborto fallido, así que lo mejor es usar un amable eufemismo.

-¿Cómo estás?
-Bien

A un amigo le podemos hablar con la verdad y si hay tiempo contarle nuestros problemas, traumas y preocupaciones. Pero a un simple conocido de ser sinceros le responderíamos algo como “mis problemas no son asunto tuyo”. De cualquier forma en realidad la otra persona tiene suficiente con sus problemas como para preocuparse por los nuestros, por lo que su pregunta también fue un eufemismo.

-¿Me veo gorda?

Aquí hay dos opciones: si le sobran kilos cualquier respuesta a esta pregunta será un eufemismo para no decir “el vestido no es lo que te hace ver gorda, es tu panza”.

Por otro lado, si la chica tiene un peso normal la pregunta es un eufemismo que en realidad quiere decir “dime que estoy buenísima”.

Como estos podemos descubrir miles de eufemismos que utilizamos consciente o inconscientemente facilitando la relación con otros seres humanos igual de hipócritas que nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s