Sobre la decadencia de la televisión

Antes de empezar esta entrada quiero dejar algo bien claro. Me caga el típico rollo de “es que lo de antes era mejor, ahora se hace pura basura, es que en mis tiempos todo era bien chido”. ¡MENTIRA! En tus tiempos también había películas basura, música basura, televisión basura y demás basura mediática; es sólo que parece que los viejos tiempos hubieran sido mejores porque toda la basura de esas épocas ya fue olvidada y se recuerda solamente lo más sobresaliente.

Ahora sí, a lo que nos atañe. Sí, es cierto, la televisión es y siempre ha sido una basura. Un instrumento de manipulación y desinformación para que las masas permanezcan contentas y no caigan en la tentación de pensar, de soñar con un mundo mejor, de dejar de consumir y alimentar a la máquina del capitalismo, etcétera. Pero no eso de lo que quiero hablar tampoco.

Recuerdo que cuando era niño (entre los ochentas y los noventas), me pasaba la tarde entera viendo el cinco. Desde que llegaba de la escuela hasta la hora de dormir pasaban una caricatura tras otra. El Duende Mágico, La Pantera Rosa, Los Picapiedra, Conan El Niño Del Futuro, Las Aventuras De Bosco, Sagitario Espacial, Las Tortugas Ninja, Los Thundercats. No todas me gustaban, pero en verdad había variedad.

Luego crecí y por razones laborales tuve que dejar de ver la televisión hasta finales de 2010, que contraté por primera vez el servicio de cable para mi casa. Esperaba ver muchos capítulos de Las Chicas Superpoderosas, Billy Y Mandy, Padre De Familia, Celebrity Deathmatch, Mythbusters, Lost; pero me encontré con algo muy diferente.

En mis tiempos pasaban un programa tras otro. Ahora pasan dos episodios seguidos del mismo programa. ¿Te lo perdiste? No te preocupes, dentro de seis horas se repite la programación, así que tendrás hasta cuatro oportunidades hoy de ver estos dos capìtulos. ¿Aún así te lo perdiste? No llores, que en una semana los vuelven a pasar.

En efecto, al mes de haber contratado mi servicio de cable ya veía puro pinche programa repetido. Después de tantos años sin ver la televisión esperaba que se hubieran grabado muchos capítulos de Los Padrinos Mágicos, Los Simpsons, Coraje El Perro Cobarde, American Dad y lo que encontré es que ya no pasan casi ninguno de los programas que recuerdo y de los programas nuevos pasan siempre capítulo doble y empiezan a repetirlos muy pronto.

También noto que ya casi no hay anunciantes. Aún pasan un tercio del tiempo al aire en comerciales, pero son siempre los mismos: el del IFE, el del contenido para celulares, el de Old Spice y otros tres.

Hace dos años cancelé de nuevo mi servicio de cable, y hace como un mes puse antena para darle otra oportunidad a la televisión. ¡Carajo! En la mañana pasan como tres horas de la caricatura de El Chavo, seguida por otras horas de Bob Esponja y luego pasan series culeras para adolescentes toda la pinche tarde. A la mierda, prefiero mil veces ver series piratas por internet que ver de forma legal iCarly o Drake y Josh.

Descansa en paz, televisión.

Nota: Aunque la televisión agoniza, Hora de Aventura está bien chingón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s