El desperdicio de excremento

¿Ha usted pensado en la gran cantidad de excremento que se desperdicia diariamente yéndose por el caño? Es de esperarse que no, ya que uno generalmente no se detendría a buscarle alguna utilidad a algo que ya ha sido comido; especialmente tras el desagrado de ver y oler aquella desagradable sustancia pastosa y café (o verde, amarilla o roja, o adornada con huesitos de chile o melón) excretada por nuestro cuerpo.

El problema es que todo lo que desechamos debe haber provenido de alguna parte, y para su producción debe haber consumido recursos naturales. En la naturaleza nada se desperdicia, ya que todo es parte de un ciclo. Las plantas consumen nutrientes del suelo, son comidas por los animales y luego todo vuelve acaer al suelo, ya sea como excremento o como cadáveres de animales.

En cambio el hombre está habituado a tomar lo que puede y no devolver nada. Cuando hemos terminado de usar algo, o no podemos sacarle más provecho simplemente lo desechamos y olvidamos.

Esperos que aún quede lejos el día en que se terminen los recursos. O que al menos espere a que me haya ido de este mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s